Búsqueda

Temas

Boletín de Novedades

Introduzca su dirección de correo electrónico si desea estar informado de las novedades y actividades de Librería Bosch y J.M. Bosch Editor

Librería Bosch S.L.
C/ Mayor, 337 1-2
08759 Vallirana (Barcelona)

Tf: (34) 93 683 13 44 - FAX: (34) 93 412 27 64

info@libreriabosch.com



17,31€ (sin IVA)

Añadir al carrito

Elena M. Vicente Domingo

Los grafitis como obras protegibles

Editorial Reus S.A.
: 9788429025637
: 15/12/2021
: 1
Libro Impreso
: 196
Dimensiones: 135 x 210 mm

La mayoría de los grafitis tienen un origen ilegal, son clandestinos y no consentidos, pero ello no es obstáculo para que el derecho de autor los proteja. Los grafitis se protegen por el derecho de autor cuando se trata de obras originales que se expresan en un soporte tangible como es la pared o el muro independientemente de su origen ilícito y de si se vulneró o no el derecho del propietario del mismo. Esta obra recoge los matices jurídicos que afectan al encuadre del grafiti como obra de arte.

El mundo alrededor del grafiti nos transmite una mezcla de sensaciones que van de la emoción, al riesgo, la transgresión, el arte y la provocación social en función de factores que no siempre dependen del artista, y que varían según el lugar donde se ubica el grafiti, el impacto de la obra en el entorno, y la importancia del artista y su obra. El mundo del grafiti está marcado por muchas claves propias y su realidad es compleja, por lo que no se puede tratar de forma unívoca. Cierto sentimiento de ambivalencia que también alcanza a la perspectiva jurídica del tema. La mayoría de los grafitis tienen un origen ilegal, son clandestinos y no consentidos, pero ello no es obstáculo para que el derecho de autor los proteja. Los grafitis se protegen por el derecho de autor cuando se trata de obras originales que se expresan en un soporte tangible como es la pared o el muro independientemente de su origen ilícito y de si se vulneró o no el derecho del propietario del mismo. . Estos aspectos corresponden a otras ramas del ordenamiento, al derecho penal y al derecho administrativo sancionador. Ante la complejidad de las situaciones y los matices jurídicos de cada una de ellas, lo mejor es ser prudentes y, antes de derribar un muro en el que se encuentre un mural o una firma, es mejor asegurarse de que no existe una obra protegida sobre él. Asimismo, ante la corriente de moda en la que el grafiti se ve inmerso, se aconseja reflexión y prudencia, conocimiento del entorno y su impacto, antes de ofrecer un muro como lienzo para un grafiti comisionado, pues no solo hay que asegurarse de los derechos de autor del edificio y de los límites que las normas de patrimonio impongan, sino también, hay que conciliar el grafiti y su impacto en el paisaje urbano, para evitar una contaminación visual. . Elena Vicente Domingo es Catedrática de Derecho Civil de la Universidad de Burgos. En su trayectoria hay varias obras dedicadas a la propiedad intelectual, con una primera monografía: El droit de suite de los artistas plásticos, publicado en esta editorial. Además, ha participado en cursos y conferencias y ha organizado encuentros en los que se ha debatido sobre Ingeniería y Derecho de autor y Estados civiles y Derecho de autor, El precio del libro, y otras muchas, tanto en colaboración con el Gremio de Editores de Castilla y León como en el seno de la Asociación para la Enseñanza del Derecho de autor (ASEDA), a la que pertenece.




Cesta

Su cesta está vacía